Halperín Donghi

Tulio HALPERÍN DONGHI
→ Testimonios de un observador participante.
Medio siglo de estudios latinoamericanos en un mundo cambiante
Buenos Aires, Prometeo, 2014, 76 pp.

ISBN 978-98-757-461-0-7

 

Beatriz POSE
Universidad Nacional de Quilmes

Halperín Donghi se doctoró en Historia por la Universidad de Buenos Aires en 1955. Se desempeñó como profesor en las universidades de Rosario, Buenos Aires, Harvard y California. En ésta última como Profesor Emérito. Fue miembro de innumerables instituciones de renombre. Su obra es una lectura imprescindible en el ámbito académico de la Historia y las Ciencias Sociales.

Testimonio de un observador participante, es la nueva obra de un prestigioso historiador, en la cual se transcribe la conferencia que dio el autor, celebrada el 2 de mayo de 2011 en Nueva York, con motivo de inaugurar la Conferencia Anual de Historia Latinoamericana organizada por el Programa Janey sobre América Latina que, en conjunto, dirigen dos institutos de la Universidad New School de Nueva York: The New School for Social Research y Eugene Lang College de The New School y el segundo organizador fue la revista The Americas, una de las más prestigiosas en habla inglesa sobre temas latinoamericanos. El público estuvo conformado por estudiantes y profesores de Europa, América Latina y Estados Unidos.

Este libro no pretende ser una historia latinoamericana en mayúsculas, como nos tiene acostumbrados Halperín. Sin embargo, nos abre las puertas a un mundo de vericuetos por donde se ha transitado, en los últimos 30 años, durante la creación de nóveles instituciones y la construcción de su propia carrera como historiador. El eje temático está puesto en  reflexiones acerca de los procesos históricos del continente americano —sin descuidar cuestiones históricas y políticas globales— con una hermeneútica gadameriana, lo cual constituye según sus palabras, una adecuación para  “ponerse a la altura de los tiempos”

Esta adecuación significaba también adaptarse al Zeitgeist entramado por las convulsiones sociales y los acontecimientos políticos mundiales.  El autor lo hace desde su propia trayectoria académica, a través de sus viajes, en una etnografía propia, de un devenir, como él mismo lo llama, “azaroso”.

Dado que se trata de una conferencia, escrita en primera persona del singular, este libro no consta de capítulos ni bibliografía. La única bibliografía es su vívida experiencia como historiador, quien hace además un despliegue inevitable de su gran capital cultural. Sí, consta de un prefacio escrito por Federico Fincheltein en mayo de 2013.

El inicio de este viaje comienza en 1943 cuando se hallaba cursando estudios secundarios y sus inquietudes existencialistas nacidas del contexto histórico mundial encontraron respuesta en las ideas de Bergson y Croce. Una vez completada su formación, y debido el triunfo del peronismo, contrario a las ideas de su familia, su destino será  Berkeley.

Pero no todo fue penurias durante ese régimen -al que denomina democracia plebiscitaria- a pesar de las purgas, que según refiere, se llevaron a cabo en la Universidad de Buenos Aires, ya que se lo autorizó a viajar a Italia y Francia donde aceptó la sugerencia de Fernand Bruadel de tomar como tema para su tesis doctoral la Valencia Morisca.

Su itinerario de vida lo afrontará a la Revolución de 1955. Destaca el conflictivo entramado político durante la creación del CONICET. En esta oportunidad la Ford Foundation dio apoyo al Instituto de Sociología de la UBA, y al programa de becas para estudiosos de Ciencias Sociales creado en el CONICET –bien custodiado por las Fuerzas Armadas-, el cual le permitirá pasar un año en Inglaterra y Francia dedicado a temas relacionados con la ganadería en la cuenca del Plata en el siglo XIX. En 1965 gracias a los programas Fulbright de intercambio docente tuvo oportunidad de integrar un equipo multidisciplinario en el Center of Latin American Studies bajo la dirección de Woodrow Borah. Por esos años participa, en Caracas, de una Reunión de Institutos y Centros Latinoamericanos de Investigación del Desarrollo. Esa reunión marcó un momento decisivo en la constitución del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, el cual está muy bien narrado.

Es testigo de la creación de la CEPAL en 1951, y de CLACSO, que 1965, se ve afectada por los cambios en las políticas internacionales estadounidenses; y nos cuenta sobre la asistencia a numerosas reuniones de indagación bibliográfica de envergadura y discusión de ideas en New York y Montego Bay entre otras ciudades.

Tiempo después se enfrenta  a la  temática del multiculturalismo reformulado desde los Estados Unidos; y finaliza con una interpretación breve pero incisiva y, por supuesto, argumentable, de la posmodernidad, y de los tiempos contemporáneos signados, en Argentina,  por los gobiernos Kirchneristas; que se valieron, según el autor, de las ideas de un  pensador como Laclau, para fundamentar sus políticas. Y así lo expresa: “Inspirándose en los análisis que Laclau ha dedicado al peculiar arte político […] desde ese 27 de octubre de 2011 en que tomó a su cargo la conducción del movimiento peronista la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ha decidido estilizar la incesante batalla que libra contra […] el relato rival […]” (Halperín, 2014: 73)

Estos son algunos de los temas de su abonada exposición, que se inscriben dentro de la continuidad de lo que representa toda la obra de un comprometido historiador con los procesos que conmovieron a América Latina –y al mundo- durante los siglos XIX y XX;  y como lo inscribe el título de este libro, el autor ha sido en los últimos cincuenta años, un observador participante.

El estilo utilizado en el texto lo convierte en un documento fácil de leer para alumnos y profesores que verán reflejados, en los personajes mnémicos y en las circunstancias históricas, políticas y económicas que los rodean, el quehacer diario, en nuestro caso, de profesionales de las Ciencias Sociales. Utiliza, por momentos, una delicada ironía muy subjetiva. Su despedida concluye con una visión desesperanzada respecto a los tiempos que corren y están por venir. ¿Será nuestra tarea como cientistas sociales ver algo más que lo ominoso en nuestro presente y futuro?

Una vez más el azar está presente en la vida del autor y ha querido, dado su reciente fallecimiento, que este libro sea su despedida. Hacer de esta obra una “presencia real”  steineriana, es ahora, el desafío del lector.

:*      

 *      *     *

Scroll hacia arriba

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies