Poesía española contemporánea

 

Emilio ALARCOS LLORACH
Eternidad en vilo.
Estudios sobre poesía española contemporánea
Madrid, Cátedra, 2009.
ISBN 978-84-376-260-8-6 

Reseña de Jesús G. MAESTRO
Universidad de Vigo 

Recientemente, la Cátedra Emilio Alarcos de la Universidad de Oviedo ha publicado una monografía que recoge una selección muy valiosa de escritos de este autor sobre poesía española contemporánea. Para quienes lo conocimos como docente y como investigador, es un hecho innegable que Emilio Alarcos Llorach era una inteligencia privilegiada y única. La Universidad de Oviedo, como muchas otras de España, no ha conocido nada equivalente ni comparable en Lingüística y crítica literaria a Emilio Alarcos.

En este volumen al que ahora me refiero se recogen veinte trabajos sobre lírica española del siglo XX. Cada uno de estos escritos es una suerte de lección magistral sobre cómo leer e interpretar un poema. Lo más difícil de la Lingüística y de la Teoría de la Literatura es demostrar que tales disciplinas sirven científicamente para algo, es decir, para interpretar materiales lingüísticos y literarios. Más que nunca se habla en estos tiempos de calidad. Es la obsesión que persigue a docentes e investigadores: hacer de la apariencia una “calidad” reconocida institucionalmente, en certificados e index internacionales que no existirían si no existiera la retórica y burocrática apariencia cuyo fin es eclipsar una realidad profundamente mediocre. Algo huele a podrido —no en Dinamarca—, sino en la Universidad. Alarcos, como muchos de sus contemporáneos, no escribieron su obra para los índices de calidad, ni para los índices de impacto. Escribieron para desarrollar el conocimiento científico y categorial de determinadas ramas del saber humano, como la Lingüística y la crítica de la literatura.

Jorge Guillén, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, José Hierro, Ángel González… Son los nombres que una y otra vez llaman la atención de Alarcos. A su poesía está consagrada mayoritariamente esta monografía. Las alusiones a Vicente Aleixandre son puntuales. Alarcos le dedicó menos atención que a otros. A Lorca, incluso, lo considera un autor muy sobrevalorado. Más sensible que inteligible. Sin duda, los poetas más valorados y mejor interpretados por Alarcos son Jorge Guillén y Ángel González.

La interpretación de un poema es la prueba más exigente de inteligencia lingüística y de competencias crítico-literarias que un docente e investigador puede demostrar. Es muy difícil interpretar con inteligencia un texto poético. Alarcos hizo de esta interpretación una permanente lección magistral. Léase este libro para comprobarlo. No nos engañemos: la mayor parte de la gente que lee poesía la utiliza como un suplemento hormonal o emocional. Se entusiasma idealmente, y a correr… Nada que ver con la realidad de la coherencia de la interpretación literaria. Alarcos, en este punto, actuó como un auténtico materialista filológico —digo bien, no me refiero ahora al Materialismo Filosófico—, al tomar como referencia los hechos lingüísticos y literarios sobre los que está construido formal y materialmente un poema. La poesía es, así, la sustantivación de un sistema de hechos e ideas que, existentes en la realidad, se objetivan en el lenguaje y sus posibilidades de conocimiento, comunicación e interpretación.

Entre todos los trabajos, a mi juicio, el mejor, el más admirablemente actual y crítico, es el dedicado a “El grupo poético de los 50” (pp. 183-189). Léanlo. Tiene una frase admirable: “Aquí, quiero decir en el mundo, nadie convence a nadie” (187). ¿Por qué? Porque donde no hay criterios, porque ni se exigen ni se echan de menos, no puede haber conocimiento. Ni convicción. Hemos llegado a lo más alto. De Babel.

Jesús G. Maestro · 25 junio 2011

:

*     *     *

Scroll hacia arriba

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies